‘Pulse’, la serie médica a la que le falta energía

Las series médicas nunca pasan de moda. Es uno de esos casos de dramas que siempre te encontrarás en algún momento del año en algún canal. Al igual que los policías y abogados, las historias que se viven en un hospital (y más allá) son atrayentes de audiencias. Por eso no es de extrañar que cada año haya una nueva serie sobre un entorno hospitalario.

En este caso viajamos hasta el continente de Oceanía para encontrarnos con una producción original del canal australiano ABC TV. ‘Pulse’, fue una serie estrenada el 20 de Julio y que constaba de un reparto prácticamente nacional aunque con la presencia de Owen Teale como estrella internacional.

 

4111891443
Claire Van der Boom y Owen Teale en una escena de la serie

 

La serie trata sobre el día a día de Frankie, una médico que empieza como interna en la especialización de nefrología aunque también trabaja con el departamento de cardio. Frankie fue anteriormente una analística financiera que tras recibir un trasplante de riñón decide dar un vuelco a su vida y por ello mismo se coloca bajo la supervisión de quién fue su doctor.

‘Pulse’ no se encarga de enseñar ideas interesantes y novedosas o argumentos rocambolescos y emocionantes. Da una idea más que específica de cómo funcionan los hospitales hoy en día. Sin embargo no termina de despuntar en ningún momento ni tampoco destaca por diálogos inteligentes o una edición sorprendente.

Se queda sin ritmo a los pocos capítulos de empezar y aunque se añaden tramas secundarias, no son lo suficientemente atractivas como para ofrecer un producto que enganche por algo novedoso. Las actuaciones por el contrario si que están más que correctas. Claire van der Boom crea un personaje bastante atrayente y uno de los más interesantes y con más evolución que vemos a lo largo de los capítulos. Owen Teale también está más que correcto en su papel como jefe del departamento renal.

 

dr1629h004s00_5981568f72998
Claire van der Boom acompañada del actor Laim McIntyre en una escena

 

El resto de los personajes, tanto principales como secundarios (que aparecen en más de un capítulo de la primera temporada que consta en total de 8) nos ofrecen un abanico bastante amplio en donde se conectará más con unos que con otros pero que al final los guionistas han desarrollado bastante bien.

Por tanto, ‘Pulse’ no es más que otra serie más de doctores y vida de hospital que se puede añadir a una larga lista que ya hemos visto. Una serie normal que ver si no hay nada más interesante en la programación. Una serie para pasar el rato.

¡Nos leemos pronto!

Anuncios

Un comentario sobre “‘Pulse’, la serie médica a la que le falta energía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s